Brazo de gitano relleno de nata y mermelada

El brazo de gitano relleno de nata y mermelada es un postre delicioso y muy fácil de preparar. Sobre todo porque en esta receta los ingredientes se pueden medir con una cuchara y una taza. No necesariamente necesitas una bascula para pesar los ingredientes. El rollo relleno de nata es ideal para cualquier ocasión o cuando tenemos antojo de algo dulce, es tierno y a la vez cremoso. En otros países se conoce como brazo de reina, rollo relleno o pionono.

Ingredientes:
4 huevos grandes o 5 huevos pequeños
5 cucharadas de azúcar-70 g
5 cucharadas de harina-70g
una pizca de sal
una cucharadita de esencia de vainilla – 5ml
cáscara de limón rallada
7 cucharadas de mermelada de tu elección – 80 g
una taza de nata líquida para montar o crema para batir – 300 ml
4 cucharadas de azúcar
una cucharadita de esencia de vainilla
4 cucharadas de queso crema o mascarpone – 80 g

Modo de preparación:
Separa los huevos en dos recipientes. Ponga las claras de huevo en un tazón más grande. Añade la pizca de sal sobre las yemas y mezcla con un tenedor para homogeneizarlas. Déjelas a un lado y continúe batiendo las claras de huevo hasta llegar al punto de nieve. A la mitad de batirlas, agrega el azúcar, la esencia de vainilla y la ralladura de limón. Sigue batiendo hasta obtener un merengue firme y brillante. Pon las yemas encima de las claras y mezcla un poco para incorporarlas. Tamiza la harina sobre esta composición e incorpórala con una espátula. Haz este procedimiento con movimientos largos y envolventes de abajo hacia arriba. Para no perder demasiado aire de la composición.

Forra la bandeja con papel de horno y vierte la mezcla dentro. Mi bandeja mide 38/32 cm, pero también puedes usar la bandeja del horno sin problema. Extienda la composición en la bandeja en una capa delgada con una espátula o un cuchillo. Lleva la bandeja al horno precalentado a 170ºC -338ºF para unos 10-12 minutos o hasta que la superficie esté ligeramente dorada por encima. Retira la bandeja del horno e inmediatamente saca el bizcocho junto con el papel de horno sobre la mesa. Espolvorea azúcar glas por toda la superficie y extiéndela bien con la mano para que se pegue al bizcocho. Ahora toma dos de las esquinas del papel de hornear y con un movimiento rápido voltea la parte superior hacia abajo, sobre la mesa. Retire con cuidado el papel de la base. Después, vuelve a poner el bizcocho sobre el papel de horno pero con la parte esponjosa hacia fuera. Esta será la parte donde se colocará el relleno.

Mientras el bizcocho está aún caliente, enróllalo junto con el papel de hornear. Deja que se enfríe a temperatura ambiente durante una hora. Mientras tanto, prepara la crema. Ponga una taza de crema batida fría en un bol. Comienza a batirla, y cuando esté por la mitad montada, agrega el azúcar y la esencia de vainilla. Sigue mezclando un poco más, luego agrega el queso crema o mascarpone que esté a temperatura ambiente, mezcla hasta obtener una crema esponjosa pero firme. Metemos la nata en la nevera hasta rellenar el brazo gitano. Cuando el bizcocho se haya enfriado, puede desenvolverlo con cuidado del papel y agregar la mermelada dentro. Extiéndela por toda la superficie, luego pon una capa generosa de crema por encima. Extiéndela por toda la superficie. Con ayuda del papel de horno, empieza a enrollar el bizcocho para formar el rollo. Presione ligeramente mientras enrollas. Al final, recoge el excedente de nata montada con una cuchara. Corta las extremidades para dejar el rollo recto. Colócalo en una fuente y cúbrelo con el resto de crema.
Después de eso, decóralo a tu gusto. Yo hice unas líneas con la ayuda de un tenedor a lo largo del brazo gitano. Luego el resto de la crema la puse en una manga pastelera y he decorado el brazo por encima. Al final le he puesto unas guindas.

Te puede interesar esta receta: New York cheesecake o tarta de queso americana https://jennyrecetasfaciles.com/tarta-de-queso-americana-o-new-york-cheesecake/

Ponga el rollo en el frigorífico durante 2-3 horas antes de consumirlo. De esta forma se enfriará muy bien y el bizcocho quedará ligeramente húmedo por la nata y la mermelada. Cuando se haya enfriado muy bien, se puede servir. El rollo es muy tierno, cremoso y tiene un sabor increíble. ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: