Ensalada de patatas y brócoli – receta vegana

Esta ensalada de patatas y brócoli es muy saludable e ideal para las personas veganas porque no contiene ningún ingrediente de origen animal. Desde el punto de vista nutricional, es una ensalada que incluye todo un abanico de vitaminas, minerales e hidratos de carbono de buena calidad. Lo que la hace muy completa. También está indicada en dietas para adelgazar, pero con menor cantidad de patatas y más brócoli.

Ingredientes para 3-4 porciones:
un trozo de brócoli – 400 g
2 patatas grandes
2 zanahorias
2 puñados de aceitunas negras
2 cucharadas de maíz dulce hervido
sal y pimienta negra
orégano
opcional un poco de ajo en polvo
Para la salsa:
5 cucharadas de leche de soja
12 cucharadas de aceite de oliva o similar
sal y pimienta molida al gusto
2 puñados de semillas de calabaza
2-3 cucharadas de jugo de limón
una cucharadita de mostaza dulce

Ensalada de patata y brócoli https://youtu.be/z6QjRQ9dQeM?si=yFKlvDgvbXzISGyX

Modo de preparar:
Limpiamos las patatas y las lavamos. Luego las cortamos en cubos más grandes para cocinar. Junto a ellas ponemos también 2 zanahorias enteras que antes pelamos y lavamos. Agregamos una cucharadita de sal al agua de la cacerola. Dejar a hervir durante unos 10-12 minutos o hasta que se pueda introducir un tenedor con mucha facilidad. Mis patatas se cocinaron en 10 minutos, pero ahora dependiendo de la variedad puede tardar más o menos. Después de sacar las patatas de la olla, dejamos hervir las zanahorias durante 2 minutos más. Dejamos que se enfríen tanto las patatas como las zanahorias. Luego podemos cortar las zanahorias en rodajas o en cubos, cada uno según el gusto.

Mientras las patatas y las zanahorias hierven en otra olla, añade suficiente agua y media cucharadita de sal. Dejamos que llegue al punto de ebullición. Cortamos el brócoli en floretes más pequeños. También le limpiamos el tronco y lo cortamos en rodajas más finas porque lo cocinaremos junto con el brócoli, porque tiene las mismas propiedades nutricionales.
Cuando el agua empiece a hervir, añadimos el brócoli y dejamos que hierva durante 3-4 minutos, no más. Porque perderá tanto su color verde como parte de sus nutrientes. Luego lo sacamos en un recipiente con agua muy fría para parar instantáneamente la cocción y mantener su color verde. Dejamos que se enfríe durante 3-4 minutos dentro de un colador.

Mientras tanto hacemos la mayonesa o la salsa para esta ensalada. En un recipiente especial para la licuadora ponemos leche de soja, aceite que puede ser de oliva o de girasol, un poco de sal, pimienta molida al gusto, jugo de limón y semillas de calabaza. Es importante que las semillas de calabaza estén crudas porque aportan muy buenos nutrientes a la mayonesa. Introducimos la batidora vertical en el recipiente hasta la base. La dejamos así y mezclamos sin moverlo durante 20 segundos. De esta forma los ingredientes emulsionarán y formarán mayonesa. Pasados ​​los 20 segundos, podemos moverlo de arriba hacia abajo para triturar muy bien las pepitas de calabaza. Al final debemos obtener una mayonesa de consistencia espesa y suave.

Ahora podemos empezar a montar la ensalada. Agrega las papas hervidas, las zanahorias, el brócoli, el maíz y las aceitunas. Mezclamos un poco para homogeneizar la ensalada, luego agregar mayonesa al gusto. No es necesario ponerlo todo de una vez. Podemos parar un poco para luego ir añadiendo cada uno al plato al gusto, opcionalmente también podemos añadir un poco de ajo granulado para un sabor aún mejor. Metemos la ensalada en el frigorífico durante 2 horas, así se combinarán todos los sabores y aromas y quedará aún más sabrosa. Después se puede servir. ¡Buen apetito!

Coliflor al pimentón-Receta muy fácil y rápida

La coliflor al pimentón es una receta fácil, rápida y además saludable. La coliflor resulta tierna y con un sabor buenísimo. Se puede consumir así como primer plato o también acompañada de carnes a la plancha.
Ingredientes:
una pieza de coliflor
sal
aceite de oliva
2 dientes de ajo
una cucharadita pimentón dulce
pimienta molida, orégano
80 ml vino blanco o rosado
cebollino fresco picado

Elaboración:


Se corta el tronco de la coliflor para poder sacar los arbolitos o floretes. Si son muy grandes se pueden cortar en trozos más pequeños. Así se puede cocer más rápido. Se pone la coliflor cortada en un colador y se lava muy bien bajo el grifo. Luego se echa en una olla y se cubre con agua. También se le añade un poco de sal. Se va a cocer la coliflor durante 7-8 minutos desde que el agua empieza a hervir. Luego se saca en un colador y se deja escurrir.
En una sartén se añade un chorrito de aceite de oliva y se deja a calentar. Luego se echan dos ajos picados y se van a freír casi un minuto o hasta que estén un poco dorados.

Se apaga el fuego y seguidamente se añade la cucharadita de pimentón. Hay que remover bien para que el pimentón se incorpore en el aceite. Es importante de hacer este paso con el fuego apagado para que el pimentón no se queme. A continuación se le echa el vino y se enciende el fuego. También se le pone pimienta molida al gusto y orégano. Se va a cocer la salsa un minuto y luego se añade la coliflor. Se puede sustituir el vino con vinagre si os gusta que salga más fuerte de sabor. Por supuesto menos cantidad de vinagre.

Se remueve bien para que se impregne de la salsa de pimentón y se deja a cocer un minuto. Luego se apaga el fuego y se puede emplatar. Por encima se le pone un poco de cebollino fresco picado. Y listo para disfrutar de este delicioso plato de coliflor al pimentón. ¡Buen provecho!

Rollo salado de espinacas, jamón y queso

Os propongo un tipo de aperitivo fácil e ideal para cualquier ocasión. Se trata de un rollo de espinacas, jamón y queso. También se conoce como brazo o pionono salado. Es una receta muy original y divertida. Incluso a los niños se les puede preparar este delicioso rollo para cenar. Seguro les van a gustar.

Ingredientes:
2 claras de huevo
media cucharadita de sal
una cucharadita azúcar
90 g espinacas frescas
2 yemas de huevo
170 g queso crema
150 g jamón de pavo o similar
una zanahoria
pimienta molida
nueces molidas

Elaboración:
En un bol grande se añaden las dos claras de huevo, la sal y el azúcar. Se van a montar las claras al punto de nieve. Luego se apartan. A continuación se añade en el vaso de la batidora las espinacas bien lavadas y escurridas y las dos yemas. Se van a triturar muy bien. Ahora sobre las claras montadas se añade poco a poco de las espinacas trituradas.

Se remueve despacio con una espátula y con movimientos envolventes. De esta manera no se perderá mucho del aire que se ha incorporado en las claras. Una vez obtenida la mezcla la vamos a poner en la bandeja del horno forrada con papel vegetal. Se va a extender en una capa fina y de forma rectangular. Se lleva la bandeja al horno precalentado a 180ºC o 356ºF para 15 minutos. Cuando se saca del horno se deja enfriar en la bandeja unos 5 minutos. Luego se saca sobre la mesa junto con el papel. Se le pone otro papel de horno por encima y se le da la vuelta con cuidado. De esta forma se puede quitar fácilmente el papel de la base.

El jamón se tiene que cortar en trozos muy pequeños. La zanahoria se va a rallar finamente. El queso crema tiene que estar a temperatura ambiente. Se ponen en un bol el queso crema, el jamón y la zanahoria. También se les echa pimienta molida al gusto. Se mezclan bien los ingredientes para obtener una mezcla homogénea. A la masa de espinacas se les cortan los bordes para dejarle bien recta. Luego se va a untar por toda la superficie con la mezcla de queso, jamón y zanahoria.

Se va a enrollar despacio y sin presionar mucho, con la ayuda del papel vegetal. El rollo o pionono obtenido tiene que quedarse envuelto en el papel. Para más seguridad se le pone por encima una película de film transparente y se cierra bien en las dos extremidades. Se lleva el rollo o pionono al frigorífico para una hora o hasta que se tiene que servir.

Cuando se saca del frigorífico se unta toda la superficie con una capa fina de queso crema. Luego se le pone por encima nueces molidas. A la hora de llevarlo a la mesa se corta en rodajas y se coloca en un plato. Incluso se puede poner a la base de cada rodaja una tostada pequeña de pan. Y ya está listo el aperitivo para disfrutarlo. Además de fácil es también delicioso y saludable. Espero que os guste y que lo preparéis.

Aquí debajo te dejo la video receta. ⏬⏬⏬⏬⏬

Solomillo de cerdo al horno con verduras

La receta que os propongo es muy fácil de preparar. El solomillo de cerdo resulta tierno y jugoso. Las verduras que le acompaña están riquísimas. Es una buena opción  para una comida con familia o amigos.

Ingredientes para 4 raciones:

un solomillo de 400 g aprox.

un calabacín

2 patatas

un pimiento rojo

media cebolla

4 dientes de ajo

aceite de oliva

sal, pimienta, orégano, albahaca

100 ml vino blanco

Modo de preparar:
Primero se limpia el solomillo y se corta en rodajas de 1 cm aproximadamente. Se aparte y a continuación se cortan las verduras. El calabacín en rodajas de medio centímetro de grosor. Las patatas también en rodajas pero un poco más finitas. De 3-4 mm de grosor. Así se van a cocinar a la vez con las demás verduras. Se corta el pimiento rojo en tiras anchas. La cebolla en juliana y los tomates en rodajas de medio centímetro. Los dientes de ajo se cortan por la mitad, en trozos grandes.
Se pone una sartén al fuego y se le añade 2-3 cucharadas de aceite de oliva. Cuando está caliente se colocan las rodajas de solomillo de cerdo. Se van a marcar a fuego alto durante medio minuto por un lado y otro medio minuto por el otro lado. Se saca el solomillo marcado en un plato y se aparta.
En un recipiente grande se ponen las patatas, el calabacín y el pimiento. Se le añade sal, pimienta, orégano y albahaca al gusto. Sobre los tomates se espolvorea un poco de sal.
En una fuente apta para el horno se empieza a colocar los ingredientes de las siguiente manera. Se pone una rodaja de calabacín, una de solomillo, otra de patata, un trozo de pimiento, y también cebolla. Se va alternando los ingredientes hasta que se forma una fila. Luego se hace otra fila y así hasta que se completa la bandeja. Por encima se ponen los trozos de ajo y se le echa un buen chorrito de aceite. Se precalienta el horno a 200ºC o 392ºF con calor arriba y abajo. Se pone la bandeja al horno para 40-45 minutos aproximadamente o hasta que la carne y las verduras están bien hechas. Luego se saca del horno y sobre el solomillo y las verduras se añade el vino blanco y se introduce otra vez al horno. De esta vez para 10 minutos. De este modo el alcohol del vino se va a evaporar y el solomillo y las verduras van a coger un buen sabor. Pasado este tiempo se saca la bandeja del horno y ya se puede servir.

Espero que os guste esta forma de preparar el solomillo de cerdo y que lo probéis vosotros también. 

Aquí puedes ver la receta video paso a paso. ⏬⏬⏬⏬⏬⏬⏬

Champiñones rellenos y gratinados en sartén

Os traigo una receta de champiñones rellenos hechos en la sartén. Con un gratinado perfecto. Para cocinar estos champiñones se necesita poco tiempo. Son ideales como entrante o un aperitivo caliente. Están bien jugosos y con un sabor buenísimo.

Ingredientes:

8 champiñones

media cebolla

2 dientes de ajo

7-8 cucharadas de aceite de oliva o similar

80 g de jamón curado (el favorito)

4 cucharadas de crema para cocinar

sal al gusto

queso rallado

Elaboración:

Se lavan bien los champiñones y se les quita los tallos. Luego se van a pelar. También se limpian los tallos y después se van a cortar en trozos pequeños. Se corta la cebolla también en trozos pequeños. Luego los dientes de ajo y el trozo de pimiento rojo.

Se pone una sartén al fuego y se añaden 3-4 cucharadas de aceite de oliva o similar. Cuando ya está caliente se echa primero el ajo picado y se saltea unos segundos. Para darle un buen aroma al aceite. Luego se echa la cebolla y el pimiento y se saltean 3-4 minutos a fuego moderado. Pasado este tiempo se añaden los tallos de champiñones. Se sigue el salteado otros 4-5 minutos más.

A continuación se añade el jamón curado que está cortado en trozos muy pequeños. Si no os gusta el jamón curado o no lo tenéis se puede sustituir con un jamón dulce. El de vuestra preferencia. Tener en cuenta que al salteado yo no le he añadido sal porque el jamón está salado. Pero si vais a utilizar un jamón dulce habrá que añadir un poco de sal al salteado.

Se echa también la nata para cocinar o crema de leche para ligar los ingredientes. Se cocina durante un minuto. Luego se apaga el fuego y se saca el relleno en un plato.

Se pone otra vez la sartén al fuego y se le añade un chorrito de aceite. Se echan en la sartén unos 4 dientes de ajo con piel. De esta manera no se van a quemar. Se colocan también en la sartén los champiñones con la parte del tallo para arriba. Se van a cocinar a fuego medio durante cinco minutos por cada lado y con la sartén tapada. De esta manera los champiñones van a soltar agua y se van a cocinar prácticamente en su jugo.

Una vez cocinados los champiñones por amabas partes se van a rellenar. Mientras que se rellenan se deja el fuego a mínimo. Con una cucharadita se rellenan muy bien. Una vez rellenos se añade en la sartén el vino blanco. Se cocina durante 3 minutos o hasta que se evapora el alcohol del vino. Al final se le echa por encima de cada champiñón queso rallado. Luego se tapa la sartén y se dejan a gratinar a fuego mínimo hasta que el queso está bien fundido. En cinco minutos el queso estará fundido. Luego cuando ya están listos solo se sacan en un plato. Y a disfrutar de estos ricos champiñones rellenos.

Aquí puedes ver la receta video paso a paso. ⏬⏬⏬⏬⏬⏬⏬