Musaka de berenjena – receta fácil

Esta musaka con berenjena y carne picada la preparo muy a menudo porque nos gusta mucho. Sobre todo porque intento en la medida de lo posible hacerlo de forma saludable. Por ejemplo, yo no frio las berenjenas, las horneo con un poco de sal y un poco de aceite. Fritas absorben mucha grasa. Esta es mi forma de preparar la moussaka. Espero que te guste a ti también. Veamos el método de preparación detallado.

Ingredientes para 4 porciones:
2 berenjenas grandes
una cebolla
2 zanahorias medianas
2 dientes de ajo
sal y pimienta al gusto
una taza o 250 g de pasta de tomate
500 g de carne picada de tu elección
un vaso de agua
3-4 cucharadas de aceite
2 huevos + 200 g de nata para cocinar
300 g queso rallado o mozzarella

Musaka de berenjena – receta video https://youtu.be/QWYU2zM-P2A

Modo de preparación:
Lavamos las 2 berenjenas y luego cortamos las puntas y los tallos. Luego las cortaremos en rodajas finas, de unos 3 mm. Las colocamos en un colador y agregamos un poco de sal gruesa por encima. Las mezclamos un poco y luego las dejaremos reposar durante 30 minutos. Así perderán el sabor amargo propio de las berenjenas.
Mientras tanto, picamos finamente la cebolla y rallamos la zanahoria. La zanahoria es opcional, si no la quieres, no la uses. Pero debo decirte que le dará a la moussaka un sabor especial y un aspecto agradable.
Picar el ajo en trozos más pequeños.

Ponemos una sartén al fuego y añadimos 3-4 cucharadas de aceite, de oliva o de girasol. Cuando esté caliente, añadimos la cebolla, el ajo y la zanahoria rallada. También ponemos una pizca de sal. Mezclamos un poco y dejamos cocer durante 4-5 minutos a fuego moderado. Luego agregamos la pasta de tomate y la cocinamos junto con las verduras durante unos 3-4 minutos. Si contiene más agua, dejamos cocer todo a fuego lento hasta que se reduzca por completo.
Después de eso, ponemos la carne picada en la cacerola y la mezclamos con los demás ingredientes. También la cocinaremos durante unos 3-4 minutos. Añadimos un vaso de agua caliente sobre la carne y las verduras y dejamos que hierva todo a fuego moderado durante 10 minutos. De vez en cuando removemos en la cacerola. Cuando notemos que el agua ha reducido, apagamos el fuego.

Después de que las berenjenas hayan reposado durante 30 minutos, sacudimos ligeramente la sal y las colocamos en la bandeja del horno forrada con papel de hornear. Sobre ellas añadimos un poco de aceite. Luego las metemos en el horno precalentado a 220ºC durante unos 12-15 minutos. Después de eso, las sacamos y continuamos horneando el resto de las berenjenas de la misma manera.
Si queréis, podéis freírlas en una sartén con aceite, pero como os decía, os saldrán muy grasientas. Me quedaron unas rodajas, las cuales fríe en una sartén y se nota claramente la diferencia, aunque no le puse mucho aceite. Pero ahora depende del gusto de cada uno. Tú decides cómo quieres preparar la berenjena.

En un bol, rompemos los 2 huevos y los batimos con una pizca de sal. Luego agregamos la nata y la mezclamos con los huevos. Al gusto, también podemos añadir un poco de pimienta molida. Reservamos esta mezcla hasta que la utilicemos.

Os recomiendo también esta receta: https://jennyrecetasfaciles.com/receta-facil-de-berenjenas-rellenas-en-la-sarten/

En un recipiente apto para horno, como un vaso yena o uno de cerámica, ponemos un poco de aceite en el fondo del mismo, tras lo cual comenzamos a colocar las rodajas de berenjena. Colocamos las rebanadas en el borde, la mitad en el fondo del recipiente y la otra mitad en la pared. Luego continuamos rellenando toda la parte de la base. Usaremos aproximadamente la mitad de todas las berenjenas horneadas.
Encima de ellas ponemos la carne picada y la repartimos bien por toda la superficie. Luego ponemos una capa de queso rallado. Yo usé mozzarella, pero también puedes usar otro tipo de queso. Que sea uno más graso para que se gratine bien.

Colocamos encima el resto de la berenjena y luego vertemos la mezcla de huevo y nata por toda la superficie. Al final, añadimos una capa de queso rallado, luego llevamos la musaka al horno a 200ºC durante 25-30 minutos o hasta que se vea la dorada por encima. Luego podemos sacarla y dejar que se enfríe un poco antes de servir. Seguro que os encantará lo jugosa que queda y el sabor buenísimo que tiene esa musaka de berenjena y carne picada. ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: