Pastel de calabaza

 
Hoy os traigo otra versión del pastel de calabaza. Hace tiempo que lo publique, pero con hojaldre comprado. De esta vez vamos a hacer el hojaldre casero, el que se hizo de toda la vida en mi familia. Mi abuela y luego mi madre lo estaba haciendo de esta manera y yo aprendí de ellas. Así que os invito a seguir todos los pasos para obtener un pastel tierno y jugoso con sabor a canela y que se deshace en la boca.
Ingredientes:
Para la masa:          Para el relleno:
300 g harina            800 g calabaza rallada
180 ml agua fría     120 g azúcar
30 ml aceite            5 g canela
5 ml vinagre            5 ml extracto vainilla
pizca de sal
aceite de girasol para untar el hojaldre
azúcar glas para decorar
 
Modo de preparar:
Se empieza con preparar la masa de hojaldre. Se tamiza la harina en un bol y se le añade el agua muy fría (ayuda que la masa salga tierna), el aceite, el vinagre y la pizca de sal. Se mezcla con un tenedor para incorporar los ingredientes con la harina y cuando ya no se puede mezclar, se aparta el tenedor y se empieza a amasar con las manos. Luego se saca en la mesa de trabajo y se continúa amasando unos 3-4 minutos añadiendo harina en el caso que se pega de las manos. Luego se coloca otra vez en el bol y se aparta.
A continuación, se prepara el relleno. La calabaza rallada se escurre cogiendo una pequeña cantidad entre las manos y se presiona para sacar el agua que contiene. Se hace esto hasta que se termina toda la cantidad. Se coloca en un bol y por encima se le añade el azúcar, la canela y la esencia de vainilla. Se mezcla muy bien y se aparta.
Espolvorear harina en la mesa de trabajo y sacar la masa de hojaldres. Amasar un poco metiendo siempre la masa para dentro, en el medio. Luego se corta en 4 partes iguales. Se apartan 3 y se empieza a formar la primera lámina de hojaldre. Se extiende la masa con el rodillo lo más fino posible, siempre añadiendo un polvo de harina tanto en la mesa como por encima de la lámina. De vez en cuando se le da la vuelta a la lámina y se sigue extendiendo hasta que este bien finita y que tenga la anchura de vuestra bandeja de horno. A continuación, se le añade un chorrito de aceite, como una cucharada sopera, y se extiende con la ayuda de un pincel. Luego se echan 3-4 cucharadas colmadas de relleno y se extiende por toda la superficie del hojaldre. Una vez puesto el relleno se empieza a cerrar el hojaldre de la siguiente manera: cerrar las partes laterales primero y luego  enrollar el hojaldre hasta la mitad. Se hace lo mismo de por el otro lado también hasta llegar a la mitad. Se coloca el pastel en la bandeja forrada con papel vegetal y se sigue haciendo otro trozo de masa de la misma manera.
El horno se tiene que encender a 180ºC con calor arriba y abajo o si es de gas a fuego moderado.
Cuando ya está listo el pastel se va introducir al horno precalentado para una hora aproximadamente o hasta que esté dorado por encima. Luego se saca del horno y se deja a enfriar por lo menos 10 minutos antes de sacarlo y cortarlo a vuestro gusto. Se espolvorea azúcar glas por encima y listo para disfrutarlo. 

 

Pastel de calabaza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: